Pisa es una ciudad de Italia muy conocida por su torre, por la “plaza del Miraccoli”y por el duomo de “santa maría Asunta”.Pero ahora vamos más allá. En la provincia de Pisa hay infinidad de lugares naturales fascinantes. 

En esta entrada hablaré de los alrededores de la ciudad. Haré una descripción desde Pisa hasta Volterra y Val di Cecina. El territorio de Alta Val di Cecina pasa por el sur de la provincia de Pisa.  Los antiguos asentamientos destacan en el paisaje: las fortalezas sobre las cimas más elevadas, “i borghi” (los pueblos), las antiguas villas rurales, los yacimientos etruscos..
Este nuevo recorrido parte de Pisa y a través de Vía Emilia para visitar pueblos medievales como Casale Marittimo, Guardistallo o Montescudaio, lugares estratégicos en tiempos remotos, o más hacia el sur, en la Maremma Pisana, visitar Monteverdi Marittimo, donde la cocina ofrece exclusivos platos de caza. Hacia el norte, entrando en el “Valle del Diablo” se encuentra Larderello, con su Museo de la Geotermia, y otros pueblos medievales como Montecastelli, Montegemole (famoso por su pan), o Pomarance y Montecatini Val di Cecina.

En la etapa final, destaca Volterra,ciudad fascinante y testimonio de un pasado que va desde los etruscos al Renacimiento. Todos los bienes culturales y artísticos encuentran en esta ciudad el indiscutible centro neurálgico. Su historia queda reflejada en las construcciones de la ciudad y se resalta gracias a numerosas joyas artísticas, en un contexto arquitectónico que lleva al visitante a viajar siglos atrás. Lo característico de Volterra es el alabastro (piedra que se extrae en canteras). En este paisaje resaltanlos caminos con hileras de cipreses que llevan a las villas toscanas situadas en lo alto de pequeñas colinas.
Esta extensa zona lo componen además: Castelnuevo Val di Cecina, Palaia, Peccioli, Pontedera…entre otras localidades. En definitiva, se trata de una provincia con una inmensa riqueza natural.

Anuncios