En la entrada anterior he hablado de Sicilia. Ahora voy a describir a su compañera: Cerdeña, otra isla maravillosa de Italia.

Se encuentra situada en el Mar de Tirreno, al sur de Córcega,  y se caracteriza por tener una geografía montañosa y una economía basada en la agricultura. También está bien comunicada con la península gracias a los transbordadores. Cagliari y Aghero son las ciudades más importantes de esta isla.

  • Cagliari

La capital, Cagliari, conserva el puerto como principal eje de la ciudad. Sus principales monumentos son El Castillo con reminiscencias españolas, la Galeria Comnunale d’Arte con una interesante muestra de objetos orientales, el Museo Nacional Arqueológico, la Torre di San Pancrazio de 1305, la Catedral con un rico Museo Capitular, la Sacristía de estilo gótico-catalán y las pinturas flamencas y napolitanas de la Sala Capitular, el Anfiteatro Romano del siglo II, y la Necrópolis de Káralis. Hay que señalar que se puede acceder a la antigua Cittadella en la que se encuentra el Museo Siamese de obras orientales por la porta dell’Arsenal.

  • Alghero

La otra ciudad de importancia de Cerdeña es Alghero. Aunque cuenta con menos monumentos que Cagliari, tiene un entorno natural muy hermoso. Destacan la Catedral, la renacentista Casa Doria, la Iglesia de San Francisco, la Porta a Mare que pone en contacto el puerto con las barriadas más antiguas y las Torres Sulis y della Maddalena. Como entornos naturales destacan el hermoso pinar conocido como el Lido di San Giovanni, las ensenadas rocosas de Porto Conte y la Cueva de Neptuno a la que se puede acceder en barca o bien subiendo sus “600 escalones”.

De estas islas lo que hay que destacar son sus preciosas playas, que hacen de aquí un lugar maravilloso y digno de conocer.

Anuncios